Articulos y Tips‎ > ‎

Clones Vs Computadoras de marca

 

Por José Mijares.

La idea de presente, es tratar de racionalizar el problema de decidir que es mejor a la hora de adquirir una computadora, adquirir un clone ó adquirir una computadora de marca.

Como primer punto, es conveniente aclara el concepto actual de clone. Hace mucho tiempo, IBM saco al mercado su primer PC, basado en una arquitectura INTEL abierta, y cuyos únicos aportes no INTEL era el software contenido en los ROMS del equipo, BIOS, DOS y Basic. Casi inmediatamente, y dado lo fácil que resultaba hacer una computadora similar desde el punto de vista del hardware (Había una y solo una manera de hacerlo), los asiáticos, sacaron al mercado computadoras, idénticas en lo que a hardware se refiere al PC de IBM, a precios lógicamente inferiores, dado que el costo de manufactura era menor, como no disponían del software en ROMS necesario para que funcionaran, se copiaron (o clonaron) los ROMS originales del PC. De hay, es que nace el nombre de CLONE.

Actualmente, los ROMS de las computadoras, (BIOS), han sido desarrollados y comercializados de manera totalmente legal, los diferentes componentes, ya no son copias de nadie, y es totalmente legal su comercialización, por lo que el concepto de CLONES como copia de algo, ya no es valedero.

Actualmente, se conoce como CLONES, a las computadoras armadas a partir de piezas sueltas, mercadeadas independientemente por los diferentes fabricantes de piezas de computadoras y armados usualmente por el usuario final o por pequeñas empresas que se dedican a armar y distribuir en forma limitada estos equipos.

No consideraremos en este artículo, las copias ilegales de ROMS, ni de ningún tipo de software, ni copias de diseños particulares de computadoras, en resumen, solo se considerarán, las computadoras legales, armadas a partir de componentes adquiridos legalmente, esto, en consideración a que dado el auge del mercado de CLONES, y sus bajos precios, no se justifica en absoluto, los problemas que acarrea el armar un computadora con componentes ilegales.

Como segundo punto, se denominan computadoras de marca, aquellas computadoras, fabricadas y/o armadas por casas reconocidas internacionalmente, como por ejemplo: Dell, Compaq, HP, Acer, IBM, etc.

Como tercer punto, podemos ver, que tanto las computadoras de marca, como los CLONES, tienen en común, en términos generales, lo siguiente: contienen un CPU similar (PENTIUM, AMX, CELERON, etc.), contienen memoria similar (SIMS, DIMS, etc.), tiene un aspecto físico similar, contienen disco duro, CD, etc., puertos de entrada y salida similares y corren los mismos sistemas operativos y programas.

 

Como cuarto punto, podemos observar, que las computadoras de marca, son más caros (a veces hasta el doble), que un CLONE con características similares.

Todas estas consideraciones, nos llevan al problema: ¿porque debo de comprar una computadora de marca, si es más caro que un CLONE y son aparentemente similares?.

Luego de consultar con varios usuarios, tanto de clones como de computadoras de marca, he obtenido lo siguiente:

OPCION UNO (armar un Clone)

Primero: El armar un CLONE, es una labor de ingeniería, que requiere de conocimiento, tanto en el armado en sí, como en la selección de los componentes adecuados entre la gran oferta existente, así como de suerte en que no nos toque un comerciante inescrupuloso, que pueda engañarnos con componentes de mala calidad y/ó ilegales. También, se requiere de tiempo para su armado y prueba. Tanto el riesgo, como el tiempo invertido, son costos que deben ser añadidos a nuestro presupuesto.

Segundo: Los CLONES armados de esta manera, no tienen una garantía integral, sino en el mejor de los casos, de cada uno de sus componentes por separado, por lo que a la hora de una falla, es el usuario final, el que tendrá que determinar que componente es el que esta fallando, lo cúal, requiere un conocimiento, aún mayor que el requerido para armar el CLONE, y en muchos casos, se requerirá de ensayo y error para determinar la falla, lo cúal, requiere de tener componentes extras para ello, todo esto, con su consiguiente costo. Por supuesto, queda la opción de llevar el equipo a un taller de reparación de CLONES, donde, nos cobrarán por su trabajo, y si acaso, nos indicarán que reclamemos la garantía de determinadas piezas al proveedor al cúal se las compramos.

Tercero: Se presentan problemas de compatibilidad entre componentes y o tarjetas, a la hora de querer incluir un nuevo Hardware y a veces hasta un nuevo software. Lo cúal, requiere que antes de añadir algo nuevo a nuestra computadora, se efectué un análisis del producto y su influencia en nuestro equipo, lo cúal, requiere de conocimiento y tiempo.

Cuarto: Los equipos armados de esta manera, presentan la ventaja para el usuario que los armo, de que este último, puede tener un conocimiento total de las partes y piezas que lo componen, facilitando, al usuario conocedor, la tarea de futuras actualizaciones, de todos y cada uno de sus componentes.

En conclusión: Los equipos CLONES armados de esta manera, solo son apropiados, para personas muy conocedoras de la materia, donde el tiempo invertido y el riesgo que se corre, no son importantes, y el uso en si del equipo, no es critico, en resumen, esto es solo recomendado para Hobbistas.

 

OPCION DOS (comprar un Genérico)

Entendemos por "Genérico", también conocido en Venezuela como "Tapa amarilla", una computadora similar a la opción uno, es decir, un CLONE, armado por piezas, pero armado, mercadeado y soportado por empresas que se dedican a eso.

Primero: Esta opción, nos elimina teóricamente los problemas mencionados en los puntos uno y dos de la Opción uno, es decir, el armado, la selección de componentes adecuados y compatibles, el tiempo de prueba, y la garantía integral del equipo. No nos elimina y a lo mejor complica los problemas y ventajas mencionados en los puntos tres y cuatro referente a incluir nuevo Hardware y/O software, y puede amarrarnos a la empresa que nos vendió el equipo. (Asumimos, buena fe y profesionalismo en este tipo de empresas, cosa que en la practica, no es siempre verdad).

Segundo: El mercado de los "Genéricos", es altamente competitivo y desleal, en lo que se refiere a precios, esto trae como consecuencia, que las empresas dedicadas a esto, sean en general empresas pequeñas, con alto riesgo de desaparecer del mercado, siempre son empresas locales, sin nada que perder en el ámbito internacional, lo cúal, representa un alto riesgo para el comprador, pues si la empresa desaparece, nos encontramos como en la opción uno, pero sin un cabal conocimiento del equipo que poseemos. La poca rentabilidad de estas empresas, obliga a dar garantías limitadas tanto en tiempo como en cobertura sobre los equipos que mercadean, también, el soporte es limitado, también, se ve mucho que estos equipos, se vendan con una gran cantidad de software pirata.

En conclusión: Esta opción, solo nos elimina el trabajo de armar el equipo y conseguir las piezas, pues para cubrir el riesgo que representa la empresa vendedora, es necesario, tener un alto conocimiento de lo adquirido. Esto, hace que este tipo de equipo, sea solo aplicable a situaciones como el hogar, siempre y cuando estemos dispuestos a tomar esto como un hobby, o en empresas que estén dispuestas a asumir el costo de mantener personal con conocimiento de lo adquirido, que puedan dar el soporte necesario y esta dispuestas a adquirir el software de manera legal o a arriegarse a mantener software pirata.

OPCION TRES. (Adquirir una computadora de marca).

 

Primero: Dado que las empresas fabricantes de estas computadoras, tienen un prestigio que mantener y un mercado multimillonario que atender, tienden a implementar mecanismos de venta y soporte, así como valor añadido a sus equipos, que si bien, incrementan el precio del equipo al usuario final, en la practica, eliminan todos los problemas mencionados hasta ahora. , Entre estas cosas tenemos: Software legal pre-instalado, componentes absolutamente compatibles entre si y de calidad, garantía de hasta 3 años, usualmente de partes y mano de obra, a veces hasta en sitio, equipos probados y de alta confiabilidad, buenas relaciones con los fabricantes de software, lo que garantiza la compatibilidad con el hardware.

Segundo: Con los equipos de marca, usualmente se presenta el problema, de que al querer añadir hardware nuevo a nuestro equipo, sobre todo si es de tecnología de punta, nos vemos obligados a esperar que el fabricante lo venda con su marca, siempre a un costo mayor que el genérico teóricamente equivalente. La ventaja en este caso, es que la compatibilidad está garantizada, lo cúal elimina la posibilidad de adquirir hardware no compatible con el equipo.

Tercero: Dados los problemas del mercado gris (Contrabando disimulado), complejidad de los equipos de marca (a veces, contienen componentes sofisticados y de tecnología propia, no publica), exigencias de ventas, etc., es importante, el seleccionar el distribuidor adecuado a la hora de comprar el equipo, pues usualmente, los fabricantes dejan en manos de la red de distribución, lo referente al soporte y garantía, pero a diferencia de lo mencionado en la opción dos, siempre al final, se tendrá al apoyo de la casa matriz, y últimamente, con el uso de la Internet, los fabricantes, usan este medio, para dar soporte, actualizaciones de software, e incluso para venta directa a clientes.

Cuarto: No siempre la diferencia de precio, considerando todas lo mencionado aquí, y considerando que los fabricantes trabajan con economía de escala, es tan grande como a primera vista parece.

 

En conclusión: Si estamos dispuestos a pagar un poco más, si no somos hobbistas, si se requiere confibilidad, si las aplicaciones a correr en la computadora son importantes para nosotros, si no queremos preocuparnos por los problemas de hardware inherentes a la ingeniería de la computadora, si apreciamos el valor añadido por los fabricantes de marca, esta es la solución al adquirir nuestra computadora.