Articulos y Tips‎ > ‎

El Integrador de Sistemas

El Integrador de Sistemas: ¿Un traductor de tecnologías?

Utilizar las diferentes herramientas que proveen las tecnologías de la información, participar en la planificación evaluación del binomio costo-beneficio, consultoría, administración y mantenimiento, son algunas de las funciones que brindan estos especialistas para alcanzar un fin único: ofrecer soluciones de negocios a sus clientes.

La avalancha de novedades en tecnologías de la información generada por esta industria, definitivamente ha ampliado el espectro de oportunidades para las empresas usuarias. La variedad y heterogeneidad de herramientas y soluciones que son exhibidas en el mercado continuamente, ha estimulado en estos últimos años al nacimiento de determinados actores, quienes participan en forma activa dentro del campo de la informática. Nos referimos a los "Integradores de Sistemas", cuyo papel está registrando importancia cada vez más creciente, pues a ellos les corresponde la tarea de convertir estas nuevas tecnologías en verdaderas soluciones de negocios para el usuario, como también les compete hacerles ver a las corporaciones que en la actualidad la frase mágica no es sólo "vanguardia tecnológica", sino esperar de las empresas generadores de tecnologías, un buen servicio.

Sobre este tema, Computerworld estableció contacto con algunos integradores de sistemas nacionales como Manapro, Ingedigit, Base de Datos y Telemática (BDT), así como a la empresa internacional Anixter; la cual no desempeña las funciones de integrador en nuestro país, lo que sí hace en otras naciones latinoamericanas.

TECNOLOGÍA PRET-A-PORTER

Los entrevistados coincidieron en señalar que la integración de sistemas no se basa únicamente en "integrar" las nuevas tecnologías, sino que el papel de integrador va más allá, debe saber componer adecuadamente las nuevas soluciones y herramientas a la base instalada del cliente, y más aún, integrarla a los procesos de negocio. Un denominador común es mantenerse a la vanguardia tecnológica, saber traducir la creciente innovación y brindarla al cliente.

"Las empresas no van a desechar lo que tienen, en el mejor de los casos se trata de la sustitución de una porción de esa tecnología, agregando valor a los centros de computación", comentó Adolfo Olivo, presidente ejecutivo de BDT. Igualmente, señaló que es importante la integración de los sistemas con el personal de la empresa, pues advierte que muchos proyectos de implantación de nuevas tecnologías de información han fracasado porque no fue tomado en cuenta el factor humano.

Para Eduardo Baquero, presidente de Manapro, "el papel de integradores de sistemas es hacer que las cosas funcionen como deben. Ver cada uno de los componentes y garantizar que estén a punto para el objetivo que se pretende lograr". Explicó también que el integrador haría un mal papel si tratara de integrar sólo una plataforma tecnológica.

Al respecto, Guillermo Sander, director de Mercadeo de Cableado Estructurado para Latinoamérica, agregó que el buen integrador tiene que asegurarse que el costo - beneficio del cliente sea el adecuado. "Las inversiones en sistemas informáticos son muy cuantiosas como para que se adquiera algo que después no funcione acorde a los requerimientos del negocio"

Gabriel Useche, Gerente de Mercadeo del Grupo Ingedigit, destacó que el integrador debe atacar al mercado, buscar a los clientes y hacerles ver sus necesidades. "La idea es presentarle al cliente una solución integrada que apoye la gestión del negocio, ahorre costos y utilice la tecnología de vanguardia".

ESPECIALIZACION: FACTOR CLAVE

La palabra "Integración" podría chocar o ser contraria al término "Especialización", porque la primera busca reunir algo y la segunda pretende tocar solamente algo puntual o preciso. Pero la mayoría de los consultados, hicieron énfasis en que es difícil encontrar a una empresa que integre absolutamente todo lo que está inmerso dentro de la tecnología de información, por lo que el integrador debe buscar la especialización o tener experticias particulares hacia una determinada rama de la integración.

En tal sentido, Eduardo Baquero presidente de Manapro, explicó que "los componentes se asocian a la palabra sistemas y dentro de los sistemas incurren muchas cosas". Es así como dentro del área de las TI, se puede hablar de la parte física, de la infraestructura de comunicaciones: cableado, conmutadores, enrutadores, es decir, de la "electrónica" necesaria para que la información que viaja por esos cables lo haga debidamente. También están los equipos de computación, las PCs, las impresoras y sus respectivos softwares. Pero dentro de estos últimos, hay categorías: los sistemas operativos, a nivel cliente/servidor, los sistemas de red (los que coordinan la información que va en las redes, en los cables, en el hardware de red); los manejadores de base de datos (donde reside la información); y finalmente, el software aplicacional, encargado de realizar las funciones que las empresas requieren. En pocas palabras advierte Baquero, es difícil estar al día en todo lo que implica integrar cada una de estas facetas.

Manapro, por lo tanto, se especializa en el área de software y en la consultaría asociada a los productos de software que comercializa. Destacó, además el vocero, que de cara a la especialización, el integrador debe establecer relaciones estratégicas con distintos proveedores de las otras áreas en las que se apoya. "Nosotros en la parte física de cableado, trabajamos con tres empresas que tienen una especialización por encima de la nuestra", acotó Baquero.

En este mismo orden de ideas, el representante de Anixter explicó que su empresa es un integrador especializado en infraestructura de redes en países como México, Argentina y Colombia pero que en ocasiones son contratados por empresas integradoras más grandes como para prestar sus servicios a las corporaciones contactadas por éstas últimas. "Nos dicen, somos expertos en esto, pero ustedes saben más de redes".

Para el Grupo Ingedigit, esta situación es diferente, pues el holding, conformado por Ingedigit, Softech, Corponet, Softrain, Becosoft y Microsell, esta encargado de atender en todas sus facetas, la Integración de Sistemas de Tecnología de Información y Telecomunicaciones. "Cada empresa se encarga de un área específica de la integración, poniendo a funcionar cada uno de los elementos de tecnología que requiere una compañía, bien sea de hardware o software. Es así como una de ellas puede estar atacando a un cliente con una solución de redes, mientras que la otra le brinda, la integración de hardware", señaló Gabriel Useche.

Para el gerente de Mercadeo de Ingedigit, la especialización en los integradores es factible, pero lo importante es balancear la diversidad de ofertas en informática, de manera de poder abarcar todas las áreas, de integración del mercado.

Adolfo Olivo, de BDT, aclaró que en ocasiones, a una empresa integradora puede presentárseles conflictos de intereses cuando esta representando determinadas marcas, por lo que proceder de manera elegante consiste en recomendar lo que venden y a veces ofrecer para la integración producto de los competidores. Su empresa dedicada al desarrollo e implantación de sistemas e integración de soluciones cliente/servidor, brinda a los clientes la oportunidad de participar en la escogencia de la solución que mayormente se adapta a sus requerimientos.

 

En tal sentido, Eduardo Baquero aclaró que como integradores su relación con el cliente es muy sencilla. "Yo no añado valor en proporcionarle el hardware directamente, pero puedo decirle cuales deberían ser las características del equipo de computación de cara al problema informático que el cliente debería pedir. Es decir, se le define el tipo de equipo que él requiere y contacta directamente a sus proveedores, de lo contrario, nosotros actuamos como un servicio de procura, se lo adquirimos, se lo coordinamos y le cobramos un porcentaje de manejo".

 

VALOR AGREGADO: LA DIFERENCIACIÓN

En la actualidad se esta experimentando un gran crecimiento en la demanda de las labores que realizan los integradores de sistema. Para Eduardo Baquero, las grandes empresas se están dando cuenta que sus departamentos de informática pueden tener un determinado nivel de formación tecnológica de las herramientas que rutinariamente manejan, pero están muy lejos de realizar ellos mismos, una tarea de integración con todo lo que implica. De allí que para Manapro, el integrador debe alcanzar un alto nivel de capacitación y buscar la solución tecnológica que más le conviene al cliente. "Siendo una empresa dedicada desde hace muchos años al desarrollo de software hemos desarrollado especialización en ello, conocemos la esencia mucho mejor que los propios fabricantes, porque no han trabajado su producto de cerca como nosotros".

Para Ingedigit, los clientes obtienen como beneficio disponer de un solo proveedor que le va a resolver los problemas en cualquier momento, ya que la empresa abarca el 90 por ciento de las áreas, además, la capacitación técnica a juicio de Useche, esta a la orden del día, pues su personal asiste a constantes cursos de capacitación en el exterior. Igual experiencia brinda BDT, que a juicio de Olivo, " la empresa cuenta con verdaderos talentos".

Otro punto importante que hay que tener en cuenta, según el representante de Anixter, es saber detectar las verdaderas necesidades del mercado. En tal sentido, comentó que su empresa en nuestro país no funge como integrador, "porque ya existen los necesarios en el mercado y de muy alta calidad", sino como un superdistribuidor que le ofrece valor agregado a los integradores.

 

INTEGRACIÓN CON MIRAS AL FUTURO

Los representantes de las empresas en su mayoría acordaron que mientras la tecnología siga avanzando a pasos agigantados, el papel de los integradores de sistemas seguirá siendo el de traducir las nuevas herramientas y soluciones, para adaptarlas a las necesidades del negocio. Para Baquero, el futuro de los integradores se resumen en: " Mas integración, mas opciones y más alternativas que van a requerir recursos especializados en esta área".

Pero para otros, como el vocero de BDT las empresas de servicio se van a especializar y van a tomar el rol de integrador de sistemas para sí, es decir, la tendencia será que el gerente de sistemas de una organización se va a encargar de hacer la integración de sus propios sistemas.