Consejos‎ > ‎

Cambiar la decoración de la casa

¿Cuántas veces habrás pensado que tu hogar tiene un aire anticuado y que va siendo hora de renovarlo? Es normal que con el paso de los años necesites cambiar la decoración de tu casa. Que sea el color de las paredes o algún mueble, las ideas son muchas aunque no siempre el tiempo y el dinero a disposición son suficientes. Si te has decidido a hacerlo con tus propias manos y siguiendo tus gustos, quizás estos consejos puedan ayudarte a que todo sea más fácil.

- Si no sabes por dónde empezar, puedes ver las revistas especializadas con fotografías de casas con decoraciones particulares. La inspiración te podría llegar de esta manera.

- Antes de comprar cualquier tipo de accesorio o decoración controla lo que tienes en casa y que puedes reutilizar para llevar a cabo el tipo de decoración que tienes en mente. Si quieres darle un toque “retro” a tu casa, pasa por algún mercado de segunda mano en tu ciudad o revisa los anuncios clasificados. Quizás encuentres algo original a buen precio.

Si decides hacer la decoración por tu cuenta compra los materiales necesarios en las tiendas especializadas en bricolaje. Antes de comprarlos intenta comparar los precios.

- Si deseas cambiar el color de las paredes, escoge colores neutros y que no sean demasiado llamativos. Los colores fuertes son atractivos en un principio, pero al final, cansan.

- Si no tienes plantas en casa y no dispones de tiempo para cuidarlas o la jardinería no es lo tuyo, compra arreglos con flores artificiales. Es un toque que hace la diferencia.

- Si las cortinas de tu casa tienen un aire pesado y antiguo, echa un vistazo a las cortinas de tul, que tienen un aire fresco y vaporoso, y dan más vivacidad a la habitación o sala de estar.

- Si tienes algún estante en casa, cámbiale el color y compra adornos para embellecerlo.

- Para cambiar el aspecto de las puertas puedes cambiar las manijas o aplicar calcomanias decorativas. Si la creatividad es lo tuyo, prueba a hacer una plantilla con un diseño, recórtalo, y utiliza la plantilla para decorarlas.

- Si el sofá es unicolor, compra cojines de varios colores para animar un poco el ambiente, o compra un foulard para cubrirlo.

- Si tienes sillas de madera y se ven desgastadas puedes aplicarles barniz o cambiar los cojines.

- Si las paredes se ven muy vacías, revisa tu álbum de fotos y haz una buena composición: es una buena excusa para poder verlas a diario cuando estés en casa.

Con un poco de fantasía, darle un toque nuevo y fresco a tu casa es posible y muy simple. ¡Desata tu imaginación !